Características de una familia funcional

A place for the community to share and discuss their experiences

La familia es la base de la sociedad y su función principal es crear individuos autosuficientes y realizados, donde hay equidad de género entre hombre y mujeres. La pareja es “pareja” y comparte los quehaceres.

Una familia funcional sabe dar y recibir amor y así educan a sus hijos, sembrando la semilla de la confianza en todos sus miembros, por lo cual todos aprenden a “correr” sus propios riesgos.

En las familias funcionales esta permitido equivocarse y los errores se convierten en escalones de crecimiento. Tienen valores y principios sólidos para aguantar las tentaciones y se educa con “la verdad”, sin guardar “secretos de familia”. Bajo esta norma, se educa con un ejemplo de honestidad.

Cuando la comunicación es fluida se comparte la libertad de expresión, hay congruencia y tanto los hijos como los padres son lectores. Toda pregunta tiene una respuesta, no existe “porque lo digo yo” o “haz lo que quieras” , siempre habrá quien te escuche.

El respeto y tolerancia por los gustos, amistades o puntos de vista, donde se reconocen los logros, es una forma de vida. Los logros de “uno” son los logros de “todos”, incluyendo los más modestos, ya que un pequeño logro es la semilla de uno mayor. Por eso el mensaje siempre es ¡tú puedes!

Cuando nos centramos en las cualidades y virtudes de cada miembro de nuestra familia, vemos que una sola virtud puede convertirse en el eje del éxito de la familia completa y es verdad que todos tenemos defectos, por lo cual es importante reconocerlos, sin enfocarnos todo el tiempo en ellos, con la finalidad de no romper la estructura del éxito.

En las familias funcionales no hay comparaciones y se evitan comentarios ofensivos porque la disciplina ha sido amorosa. Pero ser amoroso no es ser necesariamente complaciente, sino que hay que hacer y obligar hacer las cosas aunque no se tengan las ganas. Por ejemplo, a un hijo se le puede corregir el mal hábito de la flojera:

“Sé que no tienes ganas de hacer la tarea, pero es conveniente que lo hagas. Ven, vamos hacerla AHORA”. Lo importante es fomentar la sensación de valía y autosuficiencia, fortaleciendo la capacidad de tomar decisiones. (Ejemplo: ¡Tú vales mucho! ¡Tú puedes! ¡Eres un campeón!)

Todo lo anterior en cuanto al área material. No obstante la vida espiritual es muy rica cuando se tiene una fe absoluta en un poder superior, con la convicción de formar parte de un plan perfecto e infinito.

En una familia funcional no debe haber golpes físicos ni psicológicos, tampoco gritos o insultos, pues provoca culpa y resentimiento. Por ejemplo, nunca digas “Yo me tengo que matar trabajando todo el día para que tú comas” por lo tanto, el sentido del humor debe reinar siempre en el ambiente, nunca a costas de la humillación de ninguno de los miembros, ya que si aprendemos a reírnos de nuestros propios errores la vida puede ser más placentera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *